¿Es realmente útil el 3D touch en nuestro iPhone?

Con la llegada del iPhone 6s Apple nos trajo una nueva utilidad: el 3D Touch. Una tecnología que nos permite disponer de tres niveles de presión, permitiendo que interactuemos de diferente manera con las aplicaciones. ¿Es tan útil como lo venden?

 

¿Para qué sirve el 3D Touch?

Apple nos presentó dos nuevos conceptos con los que interactuar con nuestro iPhone: peek popSi hacemos peek sobre un icono veremos parte del contenido; mientras que si hacemos pop se abrirá completamente al app. Todo esto se puede realizar ejerciendo más o menos presión con el dedo sobre la pantalla.

El 3D Touch nos permite poder intereactuar con aplicaciones de forma más eficaz, sin tan siquiera entrar en ellas. Ejerciendo una fuerza determinada podemos ver algunas de las diferentes funcionalidades que la mayoría de las Apps ya tienen configuradas (principalmente las nativas y con el tiempo se han añadido aplicaciones de terceros).

Lo que Apple pretende con esta funcionalidad es el hecho de que podamos ir más allá. Quiere que le saquemos más provecho a la interacción con nuestro iPhone y con las aplicaciones más usadas. Podemos llamar directamente a alguien sin ni siquiera entrar en la aplicación del teléfono o enviar un mensaje sin entrar en la app de mensajería que usemos (aunque sólo nos aparecerán los últimos contactos o los favoritos)

¿Uso realmente el 3D Touch?

Yo personalmente lo uso menos de lo que Apple pretende que sea usado. La curva de aprendizaje es lenta y creo que la mayoría tenemos interiorizado el hecho de entrar en una aplicación y elegir una vez en ella. Con el 3D touch esto tiene que revertirse, por lo que no es tan fácilmente ejecutable.

Tengo un iPhone 6s desde hace un año y varios meses; desde entonces he usado el 3D touch en muy contadas ocasiones. Tengo que reconocer que me cuesta mucho acordarme de esta funcionalidad. Cuando más la he usado ha sido para realizar llamadas a gente con la que había hablado recientemente o sacar una foto. Recientemente descubrí que la linterna usando el 3D Touch nos permite seleccionar entre diferentes niveles de intensidad de luz, por lo que en las ocasiones que necesito la linterna le doy uso (en un cine es bastante útil usar la de baja intensidad, así no molestamos tanto).

 

Creo que el 3D touch tiene mucho que ofrecernos, pero el aprendizaje que hemos realizado a lo largo de estos años respecto al uso de un smartphone está mucho más integrado en nosotros mismos que esta nueva utilidad. Quiero intentar usarlo aún más, pero muchas veces la intuición gana a la funcionalidad no aprendida. Y ahora, cuéntame, ¿tu le has sacado partido al 3D touch? ¿Crees que es tan útil como Apple pretende que sea? Déjame tu opinión en la caja de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *